Presidente Duque reactiva las obras de la Ruta del Sol III

Desde Bosconia en el departamento del Cesar, el Presidente Inván Duque inicia el proceso de obra de la Fase III de la Ruta del Sol que busca conectar el centro del país con el mar Caribe.

Con este proceso de reactivación, Colombia vuelve a fortalecer sus procesos de infraestructura que la convierten de manera paulatina en un destino logístico estratégico a nivel global.

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, asiste este jueves, en Bosconia (Cesar), a la firma del acuerdo entre la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la Concesionaria Yuma S.A., con el cual el Gobierno Nacional logra reactivar las obras del proyecto Ruta del Sol sector 3 (comprendido entre San Roque-Ye de Ciénaga y Carmen de Bolívar-Valledupar), que estaban paralizadas desde el 2017.

Este proyecto, que pertenece a la Tercera Generación de Concesiones Viales (3G), tiene una longitud origen destino de 465 kilómetros, de los cuales se van a mejorar 464 km y se van a construir 476 km de segunda calzada. Al momento de la suspensión del proyecto, este contaba con un avance en sus obras del 32%: 163 km construidos de segunda calzada no continuos y 143 km mejorados en calzada sencilla.

El valor del contrato de concesión, proyectado a diciembre de 2019, es de $3,45 billones.

El proyecto tiene influencia directa en los departamentos de Cesar, Magdalena y Bolívar y en 16 municipios: El Carmen de Bolívar, Zambrano, Bosconia, Chiriguaná, Curumaní, El Copey, El Paso, Valledupar, Algarrobo, Aracataca, Ariguaní, Ciénaga, Fundación, Nueva Granada, Plato y Zona Bananera.

Al momento de la suspensión del proyecto se tenía un 31% de avance general de las obras: 163 km construidos de doble calzada y 143 km mejorados en calzada sencilla.

Parálisis de Ruta del Sol sector 3

Ruta del Sol sector 3 hace parte de la Tercera Generación de Concesiones Viales del país. Es un proyecto suscrito entre Yuma Concesionaria S.A. en Reorganización y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), bajo el Contrato de Concesión 007 de 2010, y se ejecuta en los departamentos de Cesar, Magdalena y Bolívar.

El objeto de este contrato es que el concesionario, por su cuenta y riesgo, elabore, diseñe, financie, obtenga licencias ambientales y demás permisos, adquiera los predios, rehabilite, construya, mejore, opere y mantenga el Sector 3 del proyecto, comprendido entre San Roque - Ye de Ciénaga y Valledupar- Carmen de Bolívar.

El 1 de junio de 2011, el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) y la Concesionario Yuma S.A. suscribieron el acta de entrega y recibo de la vía, y luego el 17 de agosto de 2012 suscribieron el Acta de Inicio de la Fase de Construcción del Contrato.

Posteriormente, en el año 2015 los accionistas de la Concesionaria, Conalvías e Infracon entraron en liquidación lo cual significó un impacto negativo en la ejecución de obras y un retraso en el pago de sus acreencias con los proveedores.

Luego, en 2016 y tras revelarse el escándalo de corrupción de Odebrecht en el Proyecto Ruta del Sol II, el sector financiero local se negó a otorgar préstamos a la concesión para la ejecución de las obras.

Por lo anterior, la sociedad concesionaria se estancó en la ejecución de sus obras y además no contaba con los recursos necesarios para el desarrollo del proyecto. Adicionalmente, el constructor del Concesionario (EPC Ariguaní) tiene deudas con sus acreedores por $128.000 millones a la fecha.

El Acuerdo para Reactivación

Teniendo en cuenta la importancia estratégica del proyecto Ruta del Sol sector 3 para el desarrollo del país, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Transporte y de la ANI, dio inicio a una serie de mesas de trabajo tendientes a implementar un plan de acción para la reactivación del proyecto en beneficio del interés general.

El desarrollo de estas mesas de trabajo contó con el acompañamiento de la Contraloría General de la República previa a la suscripción del documento modificatorio, por lo que, con el fin de contar con la participación activa del control social, desde el mes de diciembre de 2019, en el marco del programa "Compromiso Colombia" se adelantaron varias mesas de trabajo.

Al final, en las audiencias públicas de los días 6 y 7 de febrero de 2020, se fijaron dentro de los compromisos Colombia, que se debía reactivar la obra y por ende con la suscripción del otrosí que permita tal fin.

El Otrosí número 10 contempla la ampliación del plazo de la Fase de Construcción, el cual será de 56 meses.

Obligaciones de Yuma S.A.

Aportar un contrato de crédito que sumen un valor total de $400.000 millones, suma que se desembolsará en atención a las necesidades del proyecto de acuerdo con el nuevo plan de obras y del cual se deberá presentar un plan de desembolsos.

Asumir la diferencia del valor del fondeo de la subcuenta de interventoría en Fase de Construcción y en Etapa de Operación desde el 2017 hasta el 2024.

Presentar una solicitud de revocatoria de las medidas cautelares ordenadas por el Tribunal Arbitral Internacional de la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI) y se compromete a gestionar ante Salini Impregilo, la entrega de la comunicación idónea a través de la cual Salini Impregilo retire la Solicitud de Arbitraje que inició dicha sociedad en contra de la ANI.

Renunciar de manera clara y expresa a formular los reclamos que aparecen relacionados en el Acuerdo Transaccional y que no harán parte de la Demanda Arbitral Internacional que presentará, una vez el Tribunal Arbitral Internacional se declare competente por el alegado desequilibrio económico.

Asumir el pago de los recursos que deberán ser trasladados al Contratista EPC de los primeros dineros resultantes de la flexibilización de la forma de pago de los Hitos y de las sumas de las vigencias por operación que la ANI adeuda al Concesionario a los efectos de realizar los traslados correspondientes a los proveedores del Contratista EPC.

Renunciar a reclamaciones futuras por insuficiencia, o desajuste, operativo, logístico o de cualquier otra naturaleza derivados de la ampliación del Plan de Obras.

Pago a Proveedores

El Concesionario se compromete de manera inmediata a cancelar la deuda de pequeños acreedores y provee-dores del Proyecto que representan un 75% del total de estos y que asciende aproximadamente a $40.000 millones.

Acciones del Gobierno Nacional

Infraestructura

Los resultados en la gestión que adelanta el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Transporte ya se ven materializados. Hace un año, el Ministerio se comprometió a reactivar el programa de Autopistas de Cuarta Generación (4G), hoy 22 proyectos están en funcionamiento y seis, próximos a reactivarse.

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Transporte, finalizó obras de infraestructura de gran importancia para el país como el Puente Pumarejo, que beneficia a los departamentos del Atlántico y Magdalena, conectándolos de manera más eficiente.

En mayo de 2019 se lanzó el programa 'Colombia Rural', que busca el mejoramiento y mantenimiento de las vías rurales del país, generando mayor conexión con el campo colombiano para que puedan transportar sus productos a los grandes centros de producción.

En lo que va corrido del Gobierno se logró la consolidación de la operación comercial y multimodal en los corredores férreos Bogotá-Belencito y La Dorada-Chiriguaná, que conecta la carga con el corredor concesionado Chiriguaná-Santa Marta. Gracias al tren, se están generando cerca de 2.200 empleos.

Se terminaron las obras de modernización y expansión del Aeropuerto Internacional Camilo Daza de Cúcuta, así como la ampliación del área internacional del Aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena.

Reactivación Económica

El crecimiento y la reactivación económica han sido una de las áreas más sólidas durante lo corrido del Gobierno.

El informe 'Perspectivas Económicas de América Latina', del Fondo Monetario Internacional (FMI), asegura que la economía colombiana será la segunda que más creció en la región, en 2019.

Este año, se proyecta un crecimiento para Colombia por encima del 3%, superando el 2,8% mundial y el 0,5% de América Latina.

Entre enero y septiembre de 2019, por concepto de Inversión Extranjera Directa, el país recibió US$10.821 millones (4.57% del PIB enero-septiembre), monto superior en US$2.169 millones a lo recibido un año antes. Esta cifra representa un incremento de 25,1%.

Cierre Fiscal

Cifras del Ministerio de Hacienda muestran que en el 2019 los ingresos totales del Gobierno Nacional Central (GNC) se ubicaron en niveles similares a los proyectados en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP), gracias al crecimiento observado en el recaudo tributario y al buen comportamiento de los ingresos de capital, que estuvieron en línea con lo esperado previamente.

En particular, el ingreso tributario alcanzó la meta de la Dian, impulsado por un notable crecimiento del recaudo del impuesto de renta y por los efectos de las medidas contenidas de la Ley de Financiamiento.

Así mismo, los recursos de capital se ubicaron en los niveles estimados en el MFMP.

Por su parte, el gasto total se ubicó en los mismos niveles esperados en el MFMP (19% del PIB), lo cual es consistente con un incremento en la inversión cercano a 30% y gastos de funcionamiento relativamente estables como porcentaje del PIB.

De esta manera, se estima que el Gobierno Nacional Central alcanzó un déficit fiscal de 2,5% del PIB, inferior al nivel recomendado por el Comité Consultivo de la Regla Fiscal (2,7%). Este nivel de déficit es el más bajo desde 2014.

En 2019, se alcanzó un superávit primario de 0,5% del PIB, el primero desde 2012 y el más alto desde 2008.

Por otra parte, el Gobierno Nacional ratifica el compromiso de alcanzar un déficit fiscal de 2,2% del PIB en 2020, el mismo nivel proyectado en el MFMP de 2019.

De esta manera, se proyecta que logrará en este año un superávit primario de 0,6% del PIB. Con estos resultados, sería la primera vez, desde 2006-2008, en la que hay dos o más años consecutivos con superávits primarios.

En 2020, se estima que los ingresos totales se incrementen en 0,2pps de PIB frente al año anterior, mientras que los ingresos tributarios se ubicarán en el mismo nivel proyectado en el MFMP, lo cual será posible gracias a la aceleración del crecimiento económico estimado este año y al fortalecimiento institucional de la Dian.

Se prevé que el gasto total se mantendrá en 19% del PIB, profundizando el cambio en su composición en favor de la inversión pública. De esta manera, el gasto en funcionamiento tendrá una leve reducción como porcentaje del PIB frente a 2019, mientras la inversión se incrementará en 0,2pps del PIB.